miércoles, enero 18, 2006



UNIFORMES

Gays que se ponen uniformes militares o policiales hay muchos. Cuidan al mínimo los detalles. En alguna ocasión he visto a alguno tan perfectamente vestido de policía motorizado de los Estados Unidos que, de no haberlos visto en determinado lugar o a ciertas horas, podría estar en duda de si era o no policía de verdad. Hubo un tipo que, por la forma de mirarme, parecía que iba a pedirme la documentación de un momento a otro. Al final lo que hizo fue hacerme la prueba del alcohol, pero en lugar de hacerme soplar, aspiró. La primera vez que visité Colonia, Alemania, en 1995, me llamó la atención la cantidad de gente que había uniformada en la zona gay. Aquello parecía el Día de las Fuerzas Armadas y que después del desfile la tropa había decido ir a tomar unas cervezas al barrio gay. Y no sólo la tropa. Por la edad, había más de un general. De algunos cinturones colgaban porras, cartucheras y hasta granadas de plástico. Sin llegar a esos extremos en el atrezzo, a otros nos gusta llevar algún detallito. Yo, por ejemplo, suelo ponerme al cuello una placa de identificación militar. Mi placa es real, no la he comprado en ninguna tienda de parafernalia militar o de complementos para modernos. Se la dieron a mi pareja cuando, estando en edad de movilización, residió en un país del norte de Europa. Su nombre y algunos datos aparecen grabados en la placa y también he hecho que graben el mío. Tengo un pantalón de camuflaje y mi última adquisición ha sido una camisa caqui, comprada en Sydney, con galones y el nombre del soldado a quien perteneció. El nombre se lo he quitado y la graduación me parece baja (a mi edad no se puede ser sólo sargento, a no ser que se sea chusquero), así que acabaré quitando los galones. Sólo me he “militarizado” para un par de fiestas.

Novelas, cine y series de televisión han hecho que la policía de Nueva York sea conocida en el mundo entero. Los uniformes de los hombres de azul los hemos visto tantas veces que el anagrama del NYPD debe de ser uno de los más famosos del mundo. Si pensamos en NYC posiblemente primero aparecerá en nuestra mente el logotipo de la ciudad, el genial diseño gráfico realizado por Milton Glaser en 1973 “I LOVE NY” (en el que un corazón rojo sustituye la palabra “Love”), quizá imaginemos a taxis amarillos por la Quinta Avenida y, más pronto que tarde, veremos patrullar por las calles, porra en mano, a los hombres de azul. A los turistas les gusta fotografiarse con ellos. La policía de Nueva York vende. Y vende una barbaridad. Es impresionante el éxito que tiene el “merchandising” del NYPD: camisetas, gorras, tazas de café, bolígrafos, etc.

Para comprar camisetas los mejores clientes deben de ser los gays. No hay gay que se precie que no se traiga de NYC una camiseta ajustadita del NYPD, ya sea para lucir músculos o michelines. Nunca sé si estos souvenir “ponibles” que traemos de fuera los compramos porque nos gustan o para dejar patente que hemos estado allí, que estamos viajados. ¿Qué razón hay para que sean las camisetas con el anagrama y escudo del NYPD las que más se vean en el ambiente? ¿No podría ser otro cuerpo policial? Imaginemos. Con la enorme cantidad de turistas que visitan España, más de 60 millones el año pasado y muchos de ellos gays, quizá la dirección de la Guardia Civil podría poner a la venta (no sé si ya se hace) camisetas y tricornios en tiendas de souvenir . Aprovechando la enorme publicidad que ha supuesto que el Papa Benedicto XVI se haya puesto un tricornio (a S.S. parece que también le encanta un uniforme, ya que en su corto papado además del tricornio, la mitra y el solideo, le hemos visto encasquetarse un casco de bombero, un “colbacco”-sombrero con plumas de los carabineros y del ejercito italiano-, y un gorro de Papa Noel) y haciendo una buena campaña de “merchandaise” al estilo del que hace el Real Madrid con sus camisetas, es posible que en poco tiempo se pusieran de moda en Europa las de la Benemérita. Los turistas volverían a sus países cargados con camisetas para lucirlas en los locales, especialmente en aquellos que se exige “dress code”. Los Eagle, Cox, RoB (por nombrar sólo algunos) llenos de tipos luciendo camisetas del cuerpo fundado por el Duque de Ahumada. ¿Lo podéis imaginar?

Ya sé que el tirón mediático a nivel mundial de los hombres de azul de Nueva York es superior al de los hombres de verde. Los policías de las calles de Nueva York son más “de película”, aunque a los nuestros también los hemos sacado en el cine (véase “El Lute”). Eso sí, los actores que hacían de guardias en la película de Vicente Aranda andaban más escasitos de músculos (no estaban de moda los gym) que los “súper policías” de pego que veo aquí en el ambiente con las camisetas del NYPD. Estos tienen una apariencia física envidiable, verdaderas montañas de músculos y clembuterol, y algunos tan metidos en el papel, que parecen estar actuando en un film de Hollywood y creyéndose un poquito Rambo. Lástima que a mí me guste más el cine de Woody Allen.

8 comentarios:

natty_annek dijo...

me fascinan los uniformes
no creo que sean por gays ni metrso sexuales que le fascine el orden, siemrpe eh creido y creo que es un hecho que los uniformados
sean tan correctos por medio de el miedo, eso lo supe estudiando lo que fue la 2º guerra mundial pq me fascina, y el mismo hitler decia que el miedo era la mejor forma de tratar a la gente, en fin creo que me envole con tanto bla bla y creo que ellos todo lo hacen por ordenes y siempre son sometidos.

personalmenmte a mi me gustan los uniformes, los uniformados y las uniformadas xD
saludos

la-de-marbella dijo...

A mi la uniformidad me da cierto reparo, auqnue reconozco que los hombres de uniforme estan atractivos. Los guardias de mi pueblo son bastante guapos y jovenes. Saludos Marbellís, me gusta tu blog

Principe Encantador dijo...

Hola gracias por el comentario que dejaste en mi página en http://erectus.acelblog.com... me parecio interesante lo que me escribiste acerca del chamaco que te follaste... hace un tiempo odiaba hablar por telefono porque me decían que tenía voz de señora pero a medida que el tiempo pasa y uno se va envejeciendo mi voz se volvio muy varonil y eso atrae mucho.... lo disfruto pero a la vez mamón de que eso sea lo que les mueva estar cerca de mí

Oso 2x dijo...

se te olvidó mencionar los overoles (no sé como los llaman en españa, pero me refiero a esa ropa que se usa para trabajar que es pantalón y la parte superior, todo en uno... con cremallera adelante).

Cuando estoy en el laboratorio o en una mina subterranea debo usar uno.. y me encantan!! el elastico de la cintura marca panza, paquete y culo...


saludos desde chile!!

edharris dijo...

Yo es que creo que los americanos se lo montan mejor para casi todo, merchandising incluido. Imagínate aquí, si de repente, la guardia civil saca camisetas ajustadas con el escudo, o con colores más originales, o las iniciales, en fin, que unos los tacharían de querer sacar dinero de algo muy serio, otros se llevarían las manos a la cabeza, la iglesia diría cualquier chorrada...en fin, que no.

Estupendo tu analisis. También estoy con el cine de Woody eh.

Open minded dijo...

gracias por tu post...

fotografo???... me encantan las artes graficas en especial la fotografia!!

tienes alguna pagina para ver lo que has hecho??

saludos

(odio la verificacion de palabra... ahora me toco escribir vbvjybua....)

CON GARRAS Y A LO LOCO dijo...

Open minded: Si abres mi perfil “ View my complete profile” te sale “mi pagina web” personal http://es.geocities.com/bigmoli , hay algunas fotos, sobre todo relacionadas con el ambiente gay/bear. Desde la personal hay un link a la profesional que es: www.photorecursos.com . Muchas gracias y un saludo

Open minded dijo...

lindas fotos!!!

saludos